LAS EXPERIENCIAS

Kirwan invita a conjugar los placeres y a mezclar las sensaciones. A los encantos del viñedo, de la propiedad y de una refinada mesa, puesta con todo detalle, se unen las sensaciones gustativas de los aromas de los vinos de la propiedad y las exquisiteces de una cocina gastronómica.

En cenas o en comidas, el château propone una gran variedad de formatos: comidas íntimas ante la chimenea de piedra y ladrillo del office, o en el piso superior, entre las hileras de barricas y el viñedo, en el comedor panorámico de la bodega.

LA MESA DEL CHÂTEAU