EL VIÑEDO

Kirwan, un amor a primera vista El viñedo de Kirwan, en la meseta de Cantenac, domina con su océano de viñas sobre la denominación del Margaux. Sus hileras de vides se pierden en la lejanía tras el château, L’Orangerie y la bodega. La mirada se sumerge en la contemplación de esta loma de grava y arcilla, con sus 37 hectáreas de viñas. El ojo experto sabrá leer en los suelos plurales de este terruño la compleja escritura de los vinos de Kirwan.

Se maravillará ante la riqueza de sus treinta y cinco parcelas e intentará descifrar las sutilezas de sus grandes vinos, marcados por la redondez carnosa y el equilibrio de los Merlots que crecen en la parcela llamada “Cabinet Ouest”, donde predominan las láminas de arcilla. Más cerca del château, le deslumbrarán los reflejos del sol sobre la superficie de gravas de la parcela central de la propiedad, “Mois de juin”, ideal para la maduración de los Cabernet Sauvignon y la suavidad de los taninos de Kirwan.

La terraza que se adivina a lo lejos es “Canon”, una parcela de gravas situada en lo más profundo del terruño, encaramada en las alturas del viñedo, donde crece el Petit Verdot, esencial para la firma de los ensamblajes de la marca.

NUESTRAS PROPUESTAS DE VISITA